CUIDADOS DEL CACHORRO EN CASA

La llegada de un nuevo integrante a la familia es un gran evento para el cual, la preparación comienza por leer acerca de las características y necesidades de los cachorros, su educación y la integración a la vida cotidiana de toda la familia.

Anticipando la llegada del cachorro a casa

Si es su primer cachorro, es aconsejable una visita con su futuro veterinario para recibir la orientación sobre los cuidados de salud, nutrición y detalles del hospital veterinario, como es el horario de atención, teléfonos de urgencia, servicios con que cuenta, ya que un cachorro es como un pequeño bebé que puede darnos algunos sustos en horas inoportunas.

El Kit de bienvenida al cachorro consta de:

Dos platos, uno para el agua y otro para el alimento.

Collar, de preferencia con cascabel si son de raza pequeña o toy para evitar accidentes como pisarlos o que se escondan en el armario.

Alimento, asegurándonos que sea el correspondiente al tamaño de la raza y la edad.

Juguetes: los muñecos de peluche sirven tanto de “compañía” como diversión; huesos de piel o nylon, pelotas etc.

Cama o colchón, siendo en ambos casos un lugar donde pueda acostarse y que no importe si lo muerde u orine.

Jaula de transporte, es un accesorio muy útil y con un doble papel, pues sirve para transportar al cachorro de una forma segura en el auto y también sirve como un espacio protegido para estar en casa cuando se salga por lapsos cortos de tiempo.

Vacunas y desparasitaciones del cachorro

Cuando adquirimos un cachorro, debemos exigir al vendedor los comprobantes de desparasitación y vacunación que dicen llevar. Tanto se trate de un criador, tienda de mascotas o un particular, deberán entregarnos una cartilla sanitaria, que ampare cada uno de estos procedimientos, así podremos saber las fechas de las siguientes vacunaciones y estaremos tranquilos de que nuestro cachorro cuenta realmente con lo que nos ofrecen.

Si por alguna razón se adquiere un cachorro sin cartilla sanitaria, deberá acudir a su veterinario e iniciar el calendario de medicina preventiva considerando que el cachorro no fue vacunado y/o desparasitado. Esto le dará tranquilidad a usted y a su familia de que su cachorro empieza a estar protegido.

Es bueno saber una serie de signos de alarma para llevar al cachorro al veterinario, estos son:

Fiebre

•Vómitos

•Diarrea

Secreción nasal

•Estornudos

•Tos

Falta de apetito

•Dolor

•Abdomen distendido

Paseos

Las salidas de casa al parque, están totalmente prohibidas hasta completar el calendario de vacunación. Una o dos vacunas no siempre protegen al cachorro de enfermedades mortales como parvovirus y moquillo, en cada salida se expone al perro a entrar en contacto con alguna de estas enfermedades ya que no requiere estar junto con otro perro para enfermarse, la transmisión indirecta por aire, manos contaminadas, etc., es muy común y puede acabar en una situación muy difícil para usted y para su cachorro. Se puede sacar al cachorro de forma más segura después de concluir su calendario de vacunación.

Los baños del cachorro

El baño es una parte fundamental del cuidado de nuestros perros, sin embargo, cuando tenemos un cachorro que no tiene su calendario de vacunación completo no es recomendable realizar este procedimiento, ya que existen varias razones: no es algo “natural” para los perros, resulta estresante, hay cambios de temperatura que los cachorros no controlan bien y todo esto puede favorecer la presentación de enfermedades. Si decide hacerlo prepare el baño como si fuera un bebe, con agua a la temperatura corporal, use champú para perros y séquelo con toalla y secador.

Una vez completado el calendario de vacunación puede bañar a su perro cada 2 o 4 semanas.

Nutrición del cachorro

La nutrición en los cachorros es primordial, tenemos que recordar que el crecimiento en los perros es muy rápido y debemos ofrecerle un alimento de buena calidad, de acuerdo a las características individuales de cada ejemplar.

Las marcas comerciales Premium (las que se venden en veterinarias y tiendas de mascotas especializadas), están diseñadas para garantizar los nutrientes de acuerdo a la edad y talla del cachorro, no sólo cambian el tamaño de la croqueta, lo más importante es la formulación específica para dar los nutrientes que demandan las mascotas, en función de sus características específicas. 

El alimento de cachorro se debe mantener como dieta única hasta que nuestra mascota se convierta en adulto, en razas pequeñas puede ser hasta el año, en razas medianas hasta el año y medio y las razas grandes y gigantes hasta los dos años de edad; para determinar cuándo realizar el cambio deberá consultarlo con su veterinario.

El juego del cachorro

El juego es necesario para el cachorro, ya que además de que se ejercita, aprende a socializar con su dueño y desde ese momento le debe quedar claro que no queremos que nos muerda ni en el juego, porque si no el perro querrá seguir haciéndolo posteriormente y puede provocar accidentes sobre todo con los niños.

Los juguetes que ofrecemos a los cachorros deben ser específicos para perros, muy seguros, ya que ellos no medirán su fuerza y pueden llegar a romperlo y tragarlos, por lo que los que se le dejen todo el día deben ser a prueba de mordidas y los otros juguetes de le darán sólo bajo supervisión del propietario.

Como resumen diríamos que:

Asegúrese de tener todo listo antes de la llegada de su cachorro.

Pida comprobantes de las vacunas y desparasitaciones aplicadas.

Acuda a su veterinario a un primer chequeo con su nueva mascota.

Ofrezca agua y el alimento correspondiente a la edad y talla, evite el alimento casero.

Lleve a vacunar a su mascota en las fechas indicadas.

No bañe a su cachorro hasta terminar el calendario de vacunación.

Si identifica alguno de los signos de urgencia, lleve a su cachorro inmediatamente al veterinario, el tiempo puede ser un factor decisivo para su vida.

Compre sólo juguetes seguros para perro.

Un cachorro es una gran responsabilidad, no regale perros que no puedan ser cuidados.