Os dejamos los increíbles casos de animales exóticos de nuestro veterinario publicados en nuestro canal de YouTube.
¡Un nuevo video cada semana!

El caso de Mar

Esterilización por laparoscopia

 

Mar es un Bichón Francés que acude al Hospital con nuestra especialista en cirugías de mínima invasión María Orallo para realizarse una esterilización mediante laparoscopia.
La esterilización por la laparoscopia consiste en realizar una esterilización de forma mínimamente invasiva ayudando a reducir el tiempo de recuperación, y minimizando las complicaciones.
Se trata de un procedimiento realizado bajo anestesia general y de forma completamente
estéril. El campo quirúrgico, en este caso la zona abdominal, se rasura y se realiza una desinfección
quirúrgica. Se instaura una aguja de veress para realizar el pneumoperitoneo que consiste en insuflar CO2 estéril en el abdomen del paciente. Se procede a instaurar dos trocares para servir de puertos, que según el tamaño del paciente puede variar de 0,5cm a 1cm. Se finaliza con un tercer puerto consistente en una aguja percutánea de 0,2cm. Los puertos instalados sirven para el acceso con la cámara y el material de trabajo como el bisturí eléctrico y las pinzas de agarre.
Se realiza una revisión completa de la cavidad abdominal, y se procede a la localización de los ovarios. Si el útero no presenta ninguna alteración se realiza ovariectomía. La resección de los ovarios se realizan con energía eléctrica que facilita un sellado seguro y evita el uso de material de sutura en el interior de la cavidad abdominal. Una vez reseccionados se extraen por el puerto de mayor tamaño.
Finalizada la resección se revisa de nuevo la cavidad abdominal y se procede a vaciar el gas insuflado a través de los puertos. A continuación se retiran los trócares y se sutura la pared muscular donde se encontraban los trocares con un punto. La piel se aproxima mediante pegamento tisular.
No es necesaria medicación postoperatoria ni collar isabelino. Se realizará reposo durante 24 horas y hay que evitar baños durante 10 días. Realizamos una revisión a los 7 días. Pasadas las primeras 24 horas la paciente puede volver a su vida normal.

El caso de Loles

Espiga clavada en las vías respiratorias

Loles acude al Hospital con toses agudas. Inmediatamente, el Director Veterinario del centro, Fernando Pérez, detecta que el paciente puede poseer una espiga clavada en sus vías respiratorias y alerta a todo el servicio de urgencias del Hospital para realizarle una broncoscopia y extraer el cuerpo extraño con la mayor velocidad posible.
Finalmente, la espiga se encontraba alojada en la zona bronquiolar, es decir, la espiga ya ha atravesado el bronquio principal y está en los bronquios secundarios generando un proceso inflamatorio infeccioso localizado.
En estos casos, a través de una intervención mínimamente invasiva se puede extraer el cuerpo extraño en menos de media hora y evitar así que la espiga migre y genere abscesos u otros problemas que requieren de cirugías mucho más complicadas.

Call Now Button